Home

Estaba comentando ayer con un amigo, que cuando yo era pequeño, tenía un gusto muy poco desarrollado por mi país. El contexto donde me desenvolvía -la ciudad capital-, no ayudaba. Todos decían que todo aquí era malo. Nada sirve, nada avanza, estamos en donde nadie quiere estar. Es difícil progresar, la corrupción abunda, la violencia no digamos… pensar en que algo bueno puede salir de aquí era soñar muy arriba de lo posible. Por un lado alguien con el trabajo de sus manos construye y por el otro lado cien personas están botando lo recién hecho… ¿qué mejor que pensar en otra realidad y buscarla para huir de esto? Si bien la respuesta la han encontrado muchos en otro lugar lejos de aquí, las cosas en mi mente han cambiado y para mi, hoy por hoy se ve distinto. Los problemas en el país persisten, las carencias de diferentes tipos en todos los sectores de la sociedad son notables, la nación urge por un liderazgo íntegro, que represente al pueblo, que se preocupe por lo que la gente necesita en vez de servirse de su gente.  Si. El país tiene retos inmensos y lugar para innumerables reformas en todas las áreas del saber y del vivir. El gobierno sigue en deuda con los que dice representar y el futuro a veces para los gutemaltecos se ve un poco nublado. ¿Qué nos depara el futuro? Sin embargo, aún con esto en nuestras espaldas, a diferencia de lo que solía pensar, digo con todo el corazón que Guatemala, mi pequeño país, es un lugar bello en todo sentido. Naturaleza exuberante, nación de gente trabajadora y una cultura rica en tradiciones, y diversidad. Colores, idiomas, leyendas, historia. Ayer, caminando en el pequeño parque de Cobán, tomando un delicioso atole o “atol” como le decimos aquí, respirando el aire frío que bajaba ya entrada la noche, y viendo los rasgos indígenas de una escultura que se encontraba en medio del parque, me di cuenta de cuánto amo a mi país. Un vasito de duroport medio lleno y ya pidiendo piedad, me acompañó en mis pensamientos y hasta su último grito, pude saborear la noche de la mano del creador, que dicho sea de paso, me puso aquí, en este lugar, en este instante específico de la historia y con esta gente, mi gente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s