Home

Escuchando esto y en medio de expresiones para curvatura a partir de funciones vectoriales, vectores normales y tangentes, vino a mi mente lo siguiente:

Todos tenemos deseos y anhelos que deseamos que se hagan realidad. Una amiga me pregunto una vez ¿qué cosas lamentarías no haber hecho nunca? Y la respuesta me sorprendió, porque era mucho que lamentar. Pero en esencia, lamentaría vivir la vida sin satisfacción. Pero… ¿Cómo vivir satisfecho? Esto es lo interesante. Usualmente se nos dice que luchando por alcanzar eso que deseamos y que anhelamos, pero mi experiencia ha sido distinta. He visto que luchar por alcanzar lo que deseo no lleva a vivir satisfecho ni feliz, sino a lo opuesto; insatisfacción por querer alcanzar más e infelicidad por no llegar más allá, por no obtener más.

Momentáneamente podemos sentirnos satisfechos, pero eso es sólo una probadita de la verdadera satisfacción que podríamos obtener. Estar satisfechos es un estilo de vida que se practica y lleva a cabo únicamente en medio de las experiencias buenas y malas de la vida. Sí, estar satisfecho involucra vivir lo malo y lo bueno, lo bonito y lo feo, lo cómodo y lo incómodo, lo alegre y lo triste, lo fácil y lo difícil.

Esta búsqueda de satisfacción en la vida, no es novedosa. Sino más bien es la travesía de muchos de nosotros. La buscamos, la perseguimos…. pero usualmente en donde no es. Pero si no es haciendo lo que más queremos hacer y persiguiendo nuestros propios anhelos ¿cómo encontramos satisfacción? ¿En dónde buscamos?…. La respuesta sería reveladora y daría luz a nuestra oscuridad. Iluminaría nuestra mirada y alumbraría el camino. Pero si no es en las profundidades del ser humano… ¿hacia dónde vemos? ¿Hacia el suelo? ¿Hacia el cielo?

Pensemos un momento en la vida. ¿Qué es la vida? ¿Cómo la tenemos? Son pregunas existenciales y con un sentido de propósito… ¿para qué la vida? Creo que si pudiera saber de dónde proviene la vida, podría saber cómo aprovecharla al máximo. Si conociera quién me la ha dado, quién ha dado vida a todo ser humano, a todo cuanto respira…. si lo conociera pudiera ir a él y preguntarle ¿cómo se usa esto que me has dado llamado vida?

Y sí… este camino nos llevaría a buscar el conocimiento del dador de la vida, el cual es el camino hacia una vida satisfecha y si algo puede dar es plenitud de vida, porque claro, ¡él diseño la idea y la puso a andar! Es irónico pero si esto es cierto, implica buscarlo a Él para encontrarnos a nosotros mismos y llegar así al sendero de la plenitud de vida. Implica caminar en una dirección que puede parecer ajena a lo que deseamos, pero si es en dirección al dador de la vida, podremos estar con la confianza de que sea lo que sea, será plenitud de vida.

Que sea este caminar nuestro una búsqueda del dador de la vida, de modo que encontremos todos, como individuos, comunidades, sociedades y naciones, el camino a la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s